Inicio

Bienvenido a CámaraSumergible.es, donde podrás encontrar análisis y comparativas de los principales modelos de cámaras sumergibles. Te invitamos a visitar nuestro apartado de novedad del mes para leer análisis sobre los últimos modelos de cámaras sumergibles, así como la sección de comparativas, donde encontrarás las características de cada modelo al detalle. En la guía para elegir y comprar tu cámara sumergible intentaremos ayudarte a saber en qué te has de fijar antes de comprar tu cámara sumergible según el uso que le vayas a dar.

Las cámaras incluidas en esta web se tratan de cámaras compactas diseñadas para resistir la presión del agua y con todas las aperturas selladas de manera estanca al agua.

Este tipo de cámaras fotográficas son herméticas y con una estructura fuerte, pues como ya hemos comentado suelen ser sumergibles entre 1 y 10 metros en agua, algunas más, otras menos. Esta resistencia, les hace tener un carácter todoterreno, pues están protegidas también del polvo, y son en su mayoría resistentes a las caídas y golpes, por lo que son ideales para llevarlas de vacaciones o hacer deporte.

Existen además para casi todas las marcas, las carcasas o cajas subacuáticas, que están fabricadas normalmente de policarbonato y sirven para usar cámaras réflex o digitales como submarinas.
Según su uso, podemos clasificar las cámaras de la siguiente manera:

Resistentes a salpicaduras, arena, polvo, etc… (0-3 metros)

Son las idóneas para la playa, o deportes acuáticos, eso sí, que no requieran un uso en aguas donde no se hace pie. Normalmente son más baratas que las de mayor resistencia y carecen de carcasa. Los precios van desde 50 eur hasta los 200 si es de marca más conocida tipo Olympus, Canon, Nikon, Sony, Fujifilm, etc. A pesar de que seguramente resistirían profundidades mayores a los 3 metros, es mejor no tomar riesgos ya que por una parte la garantía de fabricante no lo cubriría, y por otra echaríamos a perder todas las fotos de las vacaciones y la cámara de paso. Para tener una referencia, recomendamos no usarlas en lugares donde no se haga pie.

Fotografía de baja profundidad (3-10 metros)

Este tipo de cámaras fotográficas resisten al agua normalmente para profundidades de hasta 10 metros en la mayoría de casos, así que sirven para deportes como surf, submarinismo sin botellas, windsurf, kitesurf, kayak, rafting, etc. Al ser cámaras más robustas, el precio es mayor, normalmente las tenemos a partir de los 200 eur. Casi todas las marcas conocidas ofrecen modelos para estas profundidades, eso sí, los precios pueden rondar fácilmente los 300 eur, pues se tratan de cámaras muy robustas y con buenas prestaciones. La mayoría de ellas graban también video con sonido, de ahí que sean ideales para deportes acuáticos. Aunque la cámara flote, recomendamos siempre tenerla atada con una correa a la mano por seguridad.

Fotografía submarina de media profundidad (+10 metros)

En este tipo de cámaras es importante resaltar que la mayoría de ellas se usan con carcasa. Normalmente van acompañadas de flash diseñado especialmente para el agua ya que a más profundidad, menor es la luz que tenemos. Son equipos bastante caros, que suelen sobrepasar los 400 euros en la mayoría de casos. Según el tipo de uso, tenemos diferentes tipos de carcasa, las de submarinismo serán diferentes que las de surf por ejemplo, ya que se requieren empuñaduras diferentes, formas de disparar las fotos distintas, etc.